Ian Welden Robeson-Poesía-In Memorian



lunes, 27 de enero de 2014

Nostalgia



















.
En un sagrado momento de silencio
cuando todo el país está devorando el almuerzo
me siento en el sillón del director de la fábrica
y abro el Time Atlas of the World.
Longitud sesentayseis grados Greenwich,
y esos colores y texturas me alimentan.
Y esos nombres, esos nombres como gemas
significan tanto para mi, me hace lloriquear,
me hacen querer silbar con mis manos en los bolsillos.
Temuco, Valdivia, Bio Bio, La Araucanía.
Comprendo a Chiloé, conozco el olor de Lota.
Las nubes enloquecidas de Osorno
aún están ahí colgando como racimos de uvas.
Y valparaiso aún canta la canción
que aprendí en la vieja escuela de los curas.
Pobre Caldera, cada vez más negra
y la potente sal verde despierta de su siesta
como siempre en Inca del Oro.
La huelga de los quinientos años sin lluvia
tuesta los serenos ojos de los mineros
con sus hilachentas chupayas de paja amarilla.
Bulliciosamente como una horda de marines
regresan los comensales de su pausa
y yo depierto a la realidad,
el Burger King, McDonalds,
la estridencia de una vieja canción
de The Sex Pistols,
el fracaso de la invasión de Afganistan.

Dibujo de Ian Welden. Copenhague 1995.

4 comentarios:

  1. Hermoso poema de emociones y geografía. Felicitaicones por tu blog Ian. Y que sigan brillando tus soles en medio de la nieve y el frío.Un abrazo para ti desde tu Chile.

    ResponderEliminar
  2. Si muy simpático recuerdo, siempre en ritmo... pero por qué "soleada" y no asoleada ?...soleada me suena a "solitud". Qué soleada soledad la de los recuerdos Y el pipeño de Chillán, se me hace agua la boca de sólo pensarlo.
    Un abrazo desde Paris.

    ResponderEliminar
  3. Impactante poema, Ian. La nostalgia elude la realidad del entorno para llevarte a los orígenes y a los sueños. Hay una dulce tristeza detrás de tus versos.
    ¡Muy bueno!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por visitarme en mi blog. Aunque ya te seguía en "Fugacidades" por casualidad he encontrado este rincón donde guardas tus poemas. Aquí me quedo, desde el enlace que he editado en mi blog, para no perderte, para leerte con detenimiento. Me gusta tu manera de escribir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.