Ian Welden Robeson-Poesía-In Memorian



martes, 14 de diciembre de 2010

La mariposita III




Este viejo padre tuyo
siempre enredado
en los huiros del pasado
aún no puede comprender
que el oficio de las mariposas
es volar
siempre volar
sólo volar
pero insiste ignorante y testarudo
en aferrarse a tus alas. 


Dibujo y collage de Sidsel Welden

.

3 comentarios:

  1. Es así, la vida nos presenta siempre las caras de todo y solo cuando desaceleramos nuestro paso somos capaces de captar sus mensajes. Cuando tenemos hijos nos olvidamos de nuestra vida vivimos la suya , y cuando echan a volar queremos que nos lleven para que, tal vez, se den cuenta de que estamos y deseamos acompañarlos siempre, pero... sus caminos requieren de sus pisadas, a veces torpes, siempre decididas y vigorosas... Que vuelen.

    Precioso poema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que lindo poema, me ha emocionado, transmites sentimientos profundos, es tan cierto como la vida que es dificil dejar a los hijos volar con sus alas cuando queremos para ellos lo mejor y que no sufran,mantenerlos en nuestra crisalida,

    Saludos y te deseo felicidad

    ResponderEliminar

  3. No es fácil dejar volar a los hijos pero ayuda mucho recordar nuestras propias ansias de volar en su momento.

    Un beso con mi admiración y cariño, querido Íancito.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.