Ian Welden Robeson-Poesía-In Memorian



jueves, 25 de noviembre de 2010

El Cristo nuestro de cada día

"La ira del hombre manso"
Obra de Ían Welden-2005




Frente al pelotón ebrio y goloso
atado y vendado cual pobre bestia ya inútil
en el silencio del aire madrugador
escucho cantar a un chincol.
Libre como una bandera sin mástil
se lanza a volar por el universo
llevándome en sus alas tan frágiles
susurrándome como lo hacía mi madre
en tiempos de espanto y pesadillas.
Esto ocurrió cual previsto en las escrituras
un segundo antes de la balacera.

.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.