Ian Welden Robeson-Poesía-In Memorian



miércoles, 13 de octubre de 2010

Al borde de la línea final.























De pie, aquí al borde de la línea
sabiendo que mañana ya no existe.
Sacos de puertas hechas triza sobre mis espaldas
y cenizas cuando finalmente entregue
todo lo que he pedido prestado.
Caminando hacia la tierra de nadie,
buscando algún sueño en mis bolsillos,
tanteando ciego el muro del atardecer
y calculando mis pérdidas en las estrellas.
Debo trepar a algún lugar donde ya estuve,
por ahí en mi alma siento la nostalgia,
voces amistosas que seguramente existieron
y vidas que tienen sentido al amanecer.
Nubes en mis manos
lluvias en mis pies
el mundo insiste en girar sin mí.
Y si el sol se atreviera a asomarse
tan sólo expondría mis pecados a la luz.
¿Dónde está mi canción?
¿Cuáles fueron los equivocados pasos
que me condujeron a este abismo?
Detenido aquí al borde de la línea final
sembrando piedras con mis dientes,
durmiendo en carcasas de viejos barcos abandonados
y mendigando besos entre las multidudes.

.

1 comentario:


  1. Muy bellos versos para describir algo fatal. La vida es hermosa y hay que ir junto a ella -no frente a ella-, SIEMPRE hay un balance positivo cuando tenemos que irnos de gira a otra vida en su continuidad -la vida es eterna.

    La belleza y la contundencia del AMOR lo suaviza todo...

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.