Ian Welden Robeson-Poesía-In Memorian



viernes, 23 de julio de 2010

La plaza de los placeres.




 





















Recuerdas amada
la Plaza de los Placeres
el día estaba joven
nuestros ojos se observaron
sonrieron
se quisieron de inmediato.

Sin preámbulos ni ritos
sin pudores innecesarios
sin palabras ya tan gastadas
nuestras lenguas magistrales
se desataron enloquecidas
cual cataratas históricas.

Encontramos refugio
en nuestros cuerpos febriles
nuestras hábiles manos
corriendo libres y osadas
por los rincones ocultos
y esquinas desconocidas.

Y al llegar al ápice
al grito poderoso
al generoso relámpago de los tiempos
la anciana Plaza de los Placeres
reanudó sus tejeres cotidianos
gritando ¡bravo, maestros!

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.