Ian Welden Robeson-Poesía-In Memorian



sábado, 24 de julio de 2010

La corbata del predador.


 
Aquella bestia no tiene misericordia
en sus atropelladores infiernos
de carne viva herida y palpitante.
Ruge diabólico por las noches
en busca de la mascada mortal
y se traga vivas a sus presas ingenuas
para luego ocultarse en su guarida
pensando siempre en el próximo bocado.
Por las mañanas se cuelga su corbata
con hipocrecía calculadora
atreviéndose a mirarse en el espejo
y sale sonriendo a las calles y parques
del mundo incauto y anónimo
acechando siempre acechando.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.