Ian Welden Robeson-Poesía-In Memorian



lunes, 18 de abril de 2011

La cerrita inconsolable

Una cerra muy joven

ingenua, solitaria

y necesitada de amor

cayó entre mis dedos.

Yo la acepté

la quise

para después

con estos mismos dedos míos

lanzarla a la calle.

Y tanto fue el amor que le di

que jamás ha podido olvidarme.

Loca de desconsuelo

anda por las calles y acequias

gritando mi nombre.

Y yo, ya viejo y cansado

me muero tan solitario

sin tener idea de esto.

.

Collage de Sidsel e Ian Welden. Copenhague 2007.

.

Para leer mi poemario Cerros y Cerras de Chile:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.