Ian Welden Robeson-Poesía-In Memorian



sábado, 20 de marzo de 2010

Las lágrimas del pescador.





















El viejo pescador derramaba esperanzado
sus lágrimas en el lago todas las mañanas
intentando resucitar a sus queridos peces
envenenados por los crueles residuos mágicos
de la nueva y flamante Refinería del Progreso.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.