Ian Welden Robeson-Poesía-In Memorian



sábado, 19 de diciembre de 2009

Las guerras nuestras de cada día




Y de súbito

así como desaparece el sol

tras las eternas noches sin estrellas

nos transformamos en monstruos

mutantes brutos armados.

Y sin embargo

igual posamos para la posteridad.

.

1 comentario:


  1. ¡Cuántas tragedias y lastres se urden en los corrillos de la guerra!

    Un beso cargado de tristeza, mi querido Iancito.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.