martes, 27 de octubre de 2015

El indigente feliz

                                           Fotografía de Ian Welden. Valby, Copenhague 2011.

En verano la luna
rueda en tu vientre
y tu hambre
se hace nostalgia.
Los alucinantes colores
de los semáforos en las esquinas
se reflejan en tus ojos
y la sirena
de una ambulancia solitaria
se escucha a lo lejos
haciéndote pensar
en la sombra de tu madre.
"Dios existe"
dices sonriendo
y abres una mano
para recibir con felicidad
la limosna de cada día.

Imagen de la cabecera de Ian Welden. Copenhague 2000.

(Este poema fue publicado por Ian Welden el 16-12-2011)

martes, 18 de febrero de 2014

La mujer del país prohibido.

LA MUJER DEL PAÍS PROHIBIDO


.
Para escribirte este poema
me he vestido entero de blanco
porque necesito mimetizarme con tu alma
y transitar elegantemente por tu cuerpo.
.
No te asombres de mi furioso amor
mujer del país prohibido
viajo sin pasaporte
ni huellas digitales
y voy a radicarme ilegalmente
en el vecindario de tus sueños.
.
Iré con la seductora ofrenda
del enamorado clandestino
incienso mirra y oro
y una rosa recién cortada
cuyas espinas venenosas
herirán de muerte a mis rivales.
.
Quiero ser tu ángel de la guarda
tu razón de vivir
tu primavera y tu arcoiris
..
No ocultes tu rostro
hembra diosa afrodisíaca
de la danza y el movimiento
porque con estas expertas manos mías
te obligaré a mirarme a los ojos.
.
Arte visual de Ian Welden. Copenhague 1998.

Publicado en Fugacidades el 2-2-11

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Bob en el olvido (R)




Ya al último vaso de cerveza
la soledad ni siquiera se presiente,
dice Bob, ahogando su tristeza
la tristeza conquistándole la mente.
Tantos años viviendo en el olvido
cuántos sueños dejados por doquier
la sonrisa perdida en el camino
el camino que nunca pudo ser.


.
.
Fotografía de Ian Welden.
Copenhague, barrio de Valby 2008.

( Publicado en Fugacidades el martes, 13 de julio de 2010)

miércoles, 23 de enero de 2013

HELENE


Esta mi hija tan latinonórdica
que encementa mis heridas
y me alimenta con arcoiris
llegó a mi vida un octubre celeste
como los volantines de mi barrio
y como celestes son sus ojos.
En ocasiones festejeras
me invita a cenar con ángeles
que beben vino de la luna
y nobles oryctolágus cunículus
que le mordisquean pedacitos al sol.
Esta mujer es de mi alma y carne
y solidarizar es su tarea preferida
me amenaza con irse al África
para sanar a fieras ultrajadas
por las tareas de la bestia humana.
Yo me la tomo muy en serio
y le ofrezco pagarle el return ticket
pero ella me mira con celeste ironía
y se va a colgar la ropa lavada
tarareando una apolillada melodía
de The Beatles, she's leaving home
by by.



   
           HELENE
                                       
                                        Denne min datter så nordisklatiner
                                        som heler mine sår med hendes smil
                                       og mader mig med regnbuer
                                       kom ind i mit liv
                                       en bladefylt oktober,
blandt mine kvarters drager
og hendes lyseblå ojne.
Ved festelige lejligheder
inviterer hun mig til at spise
sammen med engle der drikker månevin
og med tavse oryctolagus cuniculus
der spiser småbidder af selve solen.
Denne kvinde er lavet af ædlesten
og af sammen stof som min sjæl
og hendes foretrukne syssel
er at redde andre fortabte væsner.
Nu betro hun til mig
med at tage til den blødende Afrika
for at rede dyr der lider af forfølgelse
og som bliver krænket af menneskemonstrer.
Jeg tage det meget alvorligt,
holder op med at synge
og tilbyder at betale hendes retur billet.
Men hun ser på mig med smilende ironi
og går ud for at hænge sin mors vasketøj
mens hun nynner et par forstøvet trakter
fra The Beatles, "She's leaving home
Bye bye..."

martes, 26 de junio de 2012

CONVERSACIÓN







Mamá,
¿por qué los pájaros en la noche gritan tan feo?
Porque ellos saben algo sobre ti.
Mamá,
¿y por qué la policía golpea a los estudiantes?
Porque ellos se han portado mal.
Mamá,
¿Y por qué mi papá nunca está en casa?
porque él es hombre.
Mamá,
?y porqué lloras tanto en la noche?
Porque soy mujer.
Mamá,
y por qué debo ir al colegio?
Para que aprendas.
Mamá,
¿aprender qué?
Aprender a ser adulto.
Mamá,
¿y por qué los adultos
se toman la cabeza con ambas manos?
Para no despeinarse.
Mamá,
¿y porqué hay tanta gente pobre?
Porque son flojos.
Mamá,
¿y por qué sale el sol?
Para descubrir tus maldades.
Mamá,
¿y por qué nuestra casa es tan grande?
Porque somos gente bien.
Mamá,
¿y porqué somos gente bien?
Porque Dios así lo quiso.
Y tú, ¿po rqué haces tantas preguntas?
Mamá,
para comprobar que me engañas.

Fotografía y diseño de Ian Welden.

De mi poemário inédito EXILIARIO, Copenhague 1974.

TODO EL PUEBLO HERMOSO





                                                               Ian Welden. Copenhague, Valby 1998




Todo el pueblo hermoso

ha venido esta noche

a juntarse con Salvador.

Está Rosa Ríe Clara

con su noble corazón

de mimbre.

Pedro Planta Pastales

en el frío y el calor.

Manuel Mira el Mar

y sus peces de colores.

Juana Junta Jacintos

en las orillas del río Mapocho.



Todo el pueblo hermoso.



Pablo Pinta Palomas

con su rebaño de rosas.

Victor Vence Vallas

en la cima de Los Andes.

Violeta Vocifera  la Victoria

desde el ábside

de su charango de cobre.

Todo el pueblo hermoso

ha venido esta noche

a juntarse con Salvador.

PASAJEROS EN LA NIEVE



Hemos clavado
nuestras banderas provisorias,
hemos traido nuestras maletas
y colchones,
nuestros dibujos
nuestro verbo
y nuestra música
a este país blanco.
Hemos ido criando
nuestras bacterias subdesarrolladas
y de cuando en cuando
lanzamos una piedra hacia el sur
con la esperanza de romperle
una ventana a nuestros verdugos.
Por las mañanas
vamos en patota
al hipermercado
y confundimos el alimento para perros
con nuestros añorados porotos
y se nos enredan las manos y los pies
en las flamantes escalas mecánicas.
¿Qué es una cordillera?
me preguntaba mi hija
mientra lengüeteaba su soft ice
y yo no supe qué responderle
mientras introducía monedas
en el refrigerador electrónico.
De vez en cuando
nos llamamos por teléfono
para preguntarnos por la salud.
De vez en cuando
nos juntamos a conversar
mientras que afuera ya oscurece
y los días se transforman
en ingeniosos proyectos jamás realizados
y las noches en sueños abortados.

Ían Welden, Isla de Amager, Copenhague 1975.

 
Arte visual del poema por Ian Welden, Copenhague 1977.

NAUFRAGIO



          Ian Welden, Copenhague 1997




El que ha naufragado tiembla incluso ante las olas tranquilas. 
Ovidio


Yo no quise llegar hasta aquí

para naufragar de esta manera
pero alguna materia incomprensible,
alguna espuma imprevista
se interpuso entre mi brújula
y tu ojo.
Y ya ves como ha temblado nuestra nave,
como han crujido
sus puntos cardinales,
como hemos caído juntos
a la trampa inevitable
calculada por una ola que esperaba
con paciencia demoníaca
y que invertía sus palabras
con la torpe decisión
de un sanguinario verdugo borracho.
Ahora miramos
como va y viene la marea
mientras esperamos que vuelva
aunque sea una migaja
o una humilde viga
de la cual colgarnos
para alejarnos de esta isla
que hoy nos devora
con tanto agrado primitivo
y golosa fruición.